El temor al agua no es cosa de niños

Hoy en día saber nadar se ha convertido en una necesidad dado el hecho de que habitamos en un país tropical repleto de piscinas y rodeado de mares, ríos, etc.
Pese a esto, el porcentaje de personas que llegan a adultos sin saber nadar es bastante alto y ello se debe a que muchos no se atreven a afrontar que le tienen temor al agua o asumen que superar ese miedo solo se logra a tempranas edades.
Lo cierto es que cada quien tiene su momento y que con paciencia y constancia se puede lograr aprender a nadar sin importar la edad que se tenga.
Lidia Cumbrera, alumna del curso de Vence tu Miedo al agua nos comenta: «Superar mi miedo al agua ha sido una de las cosas más difíciles que he logrado, por un momento pensé que no lo superaría, hasta que en el curso mi instructora me dijo algo transcendental para lograr mi meta: cada uno aprende a su propio ritmo.  Al escuchar eso fui entendiendo que no servía de nada frustrarme, solo tenía que practicar y nunca rendirme. Ahora ya puedo nadar por el medio de la piscina y sin pensar en sostenerme de la orilla por miedo. Ese momento tan esperado llegó y a mi propio tiempo».
En muchos de los casos, el temor se origina luego de haber experimentado alguna situación de peligro durante la juventud o niñez; otras tantas se debe al simple hecho de no tener el control del cuerpo en el medio acuático y no saber flotar.  El mero hecho de no sentirse capaz  de sobrevivir  en un medio desconocido causa temor. Es por ello que debemos enfocarnos en desarrollar las habilidades para ganar confianza.
Otra alumna de este programa nos comenta: «Contar con el incentivo constante de mi entrenadora, quien además es toda una profesional en la materia, me alienta a seguir con mi entrenamiento».
La buena noticia es que con perseverancia y actividades que  parecen simples juegos podemos dejar esa situación emocional atrás, reconciliándonos con la actividad acuática que nos  proporciona herramientas pedagógicas, profilacticas y deportivas convenintes para nuestro desarrollo integral.
Vencer el miedo al agua le permitirá disfrutar de manera participativa de paseos a playas, ríos y piscinas sin pensar en como hará para mantenerse a salvo.  No se prive más de esas experiencias con sus familiares y amigos.
Laura Iturriza
Lic.  En Ciencias del Deporte

Leave a Reply

Your email address will not be published.